Blog

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de ponerse un implante de mamas?

Cuando una persona decide hacerse una cirugía estética, es importante elegir contar con un profesional de renombre con experiencia, formación académica y quirúrgica, de manera que no realice un procedimiento que tiene cierto potencial riesgo. Lamentablemente, existen lugares en donde se realizan este tipo de intervenciones en quirófanos no autorizados o utilizando materiales inadecuados o de calidad inferior.

En los últimos años, han habido casos donde empresas han sido juzgadas por engaño agravado y fraude por utilizar un gel de silicona que no es el adecuado para el uso médico de implantes mamarios, generando problemas en las pacientes que los utilizaron. Eso ha hecho que muchas personas se pregunten cuáles son las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de ponerse un implante mamario. Y es de eso que vamos a hablar hoy.

¿Existe una edad indicada para colocarse un implante de mamas?

Los senos de una adolescente dejan de desarrollarse entre los 21 y los 24 años. Por tanto, desde el punto de vista fisiológico, es recomendable esperar al menos hasta esta edad, teniendo en cuenta el desarrollo físico y mental del paciente en este momento para la exploración clínica preoperatoria. Lamentablemente, vivimos en una sociedad donde los estándares de belleza son inalcanzables. Esto hace que haya algunas chicas que, desde temprana edad, deseen tener senos con medidas poco realistas. Eso, sumado al hecho de que hay profesionales que solo buscan la ganancia, resulta en menores de edad que se someten a este tipo de procedimientos cuando sus cuerpos aún no están totalmente desarrollados.

¿Cómo se puede elegir el tamaño del implante?

El proceso de selección del implante se basa en medidas con las que ya cuenta la paciente. El cirujano asesorará una variedad de implantes y la decisión final será tomada junto con la persona interesada, de acuerdo con sus expectativas y dentro del espectro de tamaños que haya sido ofrecido por el profesional. Los cirujanos deben contar con un catálogo de las empresas que los fabrican, de manera que  cada paciente pueda conocer las alternativas.

Básicamente hay implantes con dos formas: Los redondos y los anatómicos. Los redondos tienen base y saliente o perfil en varios tamaños. Cuentan con una base ancha y una proyección (llamado perfil bajo) y una base más pequeña y una proyección más grande en el otro extremo (llamado perfil completo adicional). Dentro de los implantes anatómicos existe otro grupo, los cuales cuentan con variaciones de ancho, proyección y altura y son conocidos por su forma de «lágrima», dando como resultado una forma más natural. Estos se utilizan con mayor frecuencia en la reconstrucción mamaria, debido a que su variedad de acciones facilita al cirujano a crear una imitación de la mama sana.

¿Cómo elegir el cirujano indicado?

En nuestro país, la oferta de cirujanos y centros de cirugía estética es bastante grande. Eso puede hacer que se dificulte la tarea de elegir cuál es el cirujano indicado para la tarea. Lo ideal es elegir un cirujano que atienda en un centro experimentado, como puede ser CEQ Del Plata (https://ceqdelplata.com.ar/). De esa manera, está la tranquilidad de contar con un espacio de renombre y con basta experiencia en este tipo de procedimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *