Blog

Cómodas: un clásico del diseño que no pasa de moda

A pesar que en sus versiones más antiguas, las ya clásicas y tradicionales cómodas para dormitorios, solían ser de estilo barroco y algo recargado, a lo largo de los años, se han reinventado notoriamente; y actualmente, ofrecen una gran variedad de diseños y estilos para prácticamente todos los gustos y necesidades.

Seguramente y en un primer acercamiento, pensar en este tipo de muebles nos retrotrae a un diseño sobrecargado. Y es que, estos productos solían usarse también como un espacio ocasional e improvisado para apoyar diversos objetos de decoración, como cajas musicales, alhajeros y accesorios para lo ropa. También para dejar ropa en uso, carteras y otras prendas.

Sin embargo, las versiones más modernas, generalmente minimalistas, dejaron atrás estas características y usos, para proponer variedades únicas y originales que apuestan a lo simple, funcional y versátil como sus principales ventajas. Sobre todo en aquellos dormitorios destinados para una pareja, la necesidad de contar con espacio extra siempre es bienvenido y necesario.

Más aún, la tendencia es sumar opciones que se diferencien del clásico y eterno placard, con elegancia y sencillez. Además, las cómodas permiten separar algunas clases de ropas que allí se guardan, como puede ser la ropa deportiva, el calzado o la ropa de trabajo; así como prendas y accesorios que por sus peculiaridades y funciones precisan de un rincón específico.

En Galpón Loreto confirman que, como sucede en todas las piezas artesanales, la elegancia y los elementos que vuelven único a un tipo de producto, son los más demandados en la actualidad. A la hora de optar por los materiales, los gustos suelen inclinarse por opciones más antiguas, como la madera que asegura la calidez y vigencia necesaria y buscadas en esta clase de complementos.

Personalizar estas opciones es otra de las demandas y elecciones más comunes de los clientes. Un detalle original ya sea en los pomos, manijas o patas, aportan siempre un punto diferente y original para hacer de cada producto una opción que se distinga de cualquier otra alternativa. Eso sí, si bien la versatilidad y la flexibilidad de los muebles es deseable, algo que definitivamente pasó de moda es usar este tipo de alternativas para apoyar adornos; esta funcionalidad se reemplazó por ejemplo opciones más prácticas, como la posibilidad de aprovecharse para ordenar libros, una notebook o incluso la TV. El estilo minimalista también influye en este aspecto e impone deshacerse de lo superfluo y sumar sólo lo que es estrictamente necesario de incorporar.

Se pueden ver diferentes ideas de cómodas en este enlace: https://galponloreto.com.ar/categoria/dormitorio/comodas/ pero lo que es seguro es que, se trata de uno de esos elmentos clásicos, que siguen vigentes, a la hora de optar por una alternativa que otorgue confort, calidez. Y sume un espacio de guardado definitivo, sin renunciar al buen gusto y la originalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *