Blog

La limpieza y la higiene también son noticia

Es cierto que la necesidad de mantener la limpieza en las casas particulares y en todo tipo de industrias no es una novedad. Sin embargo, las recientes medidas, reglas y recomendaciones originadas por la pandemia mundial -originada por el Covid19- pusieron todos los focos sobre la forma en la que se realizan -o no- los servicios de mantenimiento e higiene general en las empresas y en las viviendas familiares.

Como no había ocurrido antes, la situación actual y las necesidades profundas de pulcritud de las superficies están sobre la mesa y captan la atención de la opinión pública. Las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y los Ministerios nacionales y provinciales apuntaron claramente a la importancia de preservar siempre el mejor aspecto de los pisos y las superficies en cocinas baños y todo tipo de espacios de una casa o una oficina.

¿Cuál es la mejor forma de limpiar su inmueble? ¿Qué tipo de productos se usan en cada caso y con qué frecuencia y efectividad? ¿Qué nivel de limpieza es necesario implementar? ¿Es suficiente un repaso general con un producto o es menester profundizar con una desinfección o esterilización?

Expertos en brindar este tipo de prestación para diferentes sectores como Star Union, reconocen que, en líneas generales, el interés y las preguntas de los clientes se han vuelto más agudas,con respecto a los elementos que se eligen para el trabajo, la forma en la que se los administra y otros detalles, como por ejemplo, la periodicidad de su uso.

En líneas generales, hay que decir que, si bien las necesidades de aseo son generalmente iguales en todos los casos, no es menos cierto que tienen ciertos requisitos y características particulares, según se trate de una industria u otra.

No es lo mismo el cuidado de un local gastronómico, el de un hospital o el de una oficina administrativa. Implican diferentes niveles de tratamientos y cuidados; e incluso suponen el conocimiento de normativas y regulaciones específicas que deben respetarse. Los profesionales especializados en estos temas conocen en detalle qué se requiere según el caso.

Otro punto fundamental es el hecho de que algunos espacios reclaman un proceso de desinfección o esterilización, ya que no es suficiente con una limpieza estándar. Mientras que la desinfección es un procedimiento de limpieza radical que tiene como objetivo eliminar microorganismos que pueden provocar enfermedades, en las distintas superficies; la esterilización es aún más penetrante y supone la eliminación definitiva de estos elementos nocivos en sí mismos.

Estas distintas necesidades pueden resultar confusas en tiempos de pandemia, cuando se insiste tanto sobre la importancia de la higiene para evitar contagios. En este sentido, suelen mezclarse las recomendaciones médicas, con las cuestiones propias legales de un sector y algunos procedimientos adicionales que se han sumado a partir del coronavirus.

Se puede visitar sitios especializados para más info sobre la limpieza en estos espacios. Pero en rigor, por ejemplo, en las oficinas no se modificado lo que ha sido desde siempre el protocolo a seguir para asegurar el mejor servicio.

En efecto, el consejo de reforzar con Hipoclorito de Sodio diluido en agua (lavandina), las superficies en las que se comparte contacto, como teclados, utensilios, mesas de cocinas y espacios y objetos similares, ha estado presente siempre como forma de prevenir contagios de enfermedades.

Sin embargo, la sensibilidad de las personas y los empresarios ha puesto estas cuestiones en primera plana. Con todo, es un momento ideal para aprender y reforzar sobre la higiene y la efectividad de las distintas formas de limpieza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *