Blog

¿Pensando en alquilar casa, pero sin garantía? La solución que esperabas

Para muchos un sueño que se hizo realidad. Y no es para menos. Desde mediados de 2019 es posible alquilar en nuestro país sin contar con garantía propietaria, y hasta saltearse ganrantes.

Inquilinos como locadores suman resguardo y previsión gracias a un instrumento tan novedoso como certero: el seguro de alquiler.

¿Cómo funcionan? Seguí leyendo y enterate de todo.  

Hasta hace muy poco, para poder materializar una operación inmobiliaria de alquiler se precisaba contar con la irremediable garantía de propiedad, propia o de terceros. Sucedía algo que, hasta ahora no tenía solución; muchos argentinos no contaban con ese requisito de respaldo para asegurar el acceso, y los dueños sufrían por ello.

Aquí es cunado el seguro de caución de alquiler, https://segurosdecauciones.com.ar/seguro-alquiler/ viene a ser la opción ideal a la garantía propia. Se trata de un contrato que suma resguardo y tranquilidad para ambas partes involucradas. Es el inquilino el que abona el importe para garantizar al dueño.

Las condiciones y la aprobación

Para hacerse de él, según nos cuenta Marcela, de OPC seguro de cauciones, líder en este tipo de coberturas, se tienen presentes los ingresos tanto en blanco como fuera del sistema de los integrantes de la familia, por ejemplo monotributistas y autónomos, de los más favorecidos con este respaldo, el historial financiero del interesado, y quizás, se estime pedirle que un tercero sea garante según el caso.

Si se trata de un negocio o empresa, se debe presentar el balance anterior al pedido y si es Pyme una certificación de las entradas.

Las enormes ventajas

Estas pólizas vienen a dar solución a centenares de personas que precisan resolver su inconveniente habitacional de tiempo, a la vez que equiparan claridad en sus costos sin letra chica a la vista y protegen al propietario asegurando que cobre mensualmente el dinero pactado.

Sucede así cuando el propietario establece un pacto jurídico, amparándose de posibles incumplimientos del nuevo inquilino. De suceder, la aseguradora realiza el reclamo y se ocupa de las gestiones inherentes mientras no se ve afectado económicamente el dueño.

Lo que asegura:

  • Alquiler no pago. El inconveniente número uno en el país. Aquí es donde el brocker cubre al propietario con un ingreso que puede ser de hasta 12 meses, mientras exige al inquilino la regularización de los mismos.
  • Resguardo jurídico del pacto. Si no se cumpliera con los pagos, y no hubiera manera de conciliar, se comienza un curso legal, sin abono del dueño de la propiedad.
  • Daños a la propiedad. Cuando se cometan hechos destructivos, siempre que no sean ajenos a los ingresantes.
  • Apoyo legal. Para consultar dudas de responsabilidades por parte del propietario en caso de no saber cómo proceder ante actitudes o hechos del inquilino de la vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *