Blog

Los casinos y bingos, golpeados por la suspensión masiva de eventos

Las medidas de aislamiento y suspensión de actividades, motivadas por la pandemia del coronovaris y puestas en práctica en todo el país, también golpean a la industria de los casinos y los juegos de azar de la Argentina. Incluso antes de la decisión a nivel nacional de detener casi todas las reuniones masivas, en diversas jurisdicciones, se interrumpieron los eventos con gran cantidad de gente, así como distinto tipos de actividades que amontonan gran cantidad de personas, con el objetivo de evitar los conglomerados y prevenir contagios.

Los casinos, bingos y otros locales de juegos constituyen espacios en los que se concentran gran cantidad de gente. Los ambientes además suelen no tener demasiadas ventanas o contacto directo con el exterior, que permitiría el intercambio de aire; más aún, usan sistemas de enfriamiento o calentamiento artificial que favorece la concentración de microorganismos.

En todo el mundo la industria del juego es importante. En España, este sector representa nada más y nada menos que, el 0.9 por ciento del PBI de esa nación. En nuestro país, sólo en la provincia de Buenos Aires, durante 2018, se facturó unos 40 millones de pesos (ese año el promedio de la moneda extranjera fue de unos 38 pesos).

No sólo el mundo físico se ha visto afectado por esta complicada situación, sino también algunos negocios relacionados con el mundo de los juegos de azar que se encuentran en internet. Como lo refleja por estos días, el sitio especializado Loterías Mundiales se han suspendido los sorteos, pues en estas instancias, es necesario que la gente responsable se reúna y esto pone en riesgo la salud de todos los que participan.

Si bien se trata de una industria que genera millones de dólares en ganancias, tanto en la Argentina como en el resto del mundo, con empresas transnacionales que manejan inversiones monumentales, la incertidumbre económica también se hace presente en el secto. Esto sucede no sólo porque la cantidad de trabajadores del área es importante, sino porque también las expectativas de la vuelta a la normalidad son lentas.

Sólo en la provincia de Buenos Aires se calcula que existen unas 9500 máquinas tragamonedas. Estos aparatos tributan un 34 por ciento de la ganancias bruta, más 12,5 por ingresos brutos al fisco. Esto sirve para dimensionar la baja en la recaudación que a sus vez este sector provoca y podría provocar en las arcas estatales.

Sin duda, la situación vuelve a poner también en la superficie el problema del juego ilegal, una práctica que a pesar de las diferentes medidas tomadas, sigue siendo frecuente. Se calcula que esta modalidad duplica o triplica a la legal. Por eso, en los últimos años, muchas jurisdicciones endurecieron las penas relacionadas con este delito, Además de Buenos Aires, Entre Ríos es otra de los lugares que hizo más severa las consecuencias para estas prácticas ilegales. Ya que es una provincia con mucha actividad en este sentido (aquí más información sobre sus juegos más comunes https://www.loteriasmundiales.com.ar/Quinielas/entre-rios). La tipificación del juego clandestino fue introducida por la reforma de la Ley de Ganancias, que menciona que este delito “será reprimido con prisión de tres a seis años”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *